Mi Alquimia 

Este camino tardío que tomo,

y que pronto será "moneda al aire"

es el camino que le debo a mi hija Alma, 

mi mujer Estela, mi compañero Dani

y por siempre, mi Padre.

 

Me cubriré de gloria y vida, sacando el sombrero a la calle,

trovando emergencias del corazón, mojando pan en el calor de un vino y buena compañía.

 

Quizás estamos solos en este callejón, quizá me encuentres en el eco de alguna esquina, quizá nos caigamos bien de paso y mejor a la despedida.

 

No me juzgues por lo que ves, soy lo que canto y sólo lo canto para que todo esto...siga.