La razón

Todos tenemos una

A mi me ha costado, entre viajes escénicos como actor, bailarín, músico, etc y otros no tan escénicos como, camarero, vendedor de seguros etc, unos 23 años darme cuenta de lo que buscaba. Y realmente no es la música en sí.

Es volverme a notar tal y como mi padre me tenía en este mundo, antes de marcharse.

Él me metió en la música y sentí que así era más "yo" que nunca. Luego caí en la cuenta de que yo era yo, estando él. 

Aclaro que no fue un empeño suyo, sino que yo se lo pedí y él me acompañó, me dejó una Fostex 4 pistas, su guitarra semi-acústica y un sintetizador Juno 106 para que yo inventara pista por pista lo que me diera la gana. Por aquel entonces estaba de moda el New Age y eso hacía.

 

Antes de terminar cada tema, le pedía que me escuchase porque en realidad me estaba "emocionando tanto poder hacerlo" ( nada más bonito que escucharse por dentro ) que necesitaba una "paradita y feedback" antes de terminar mis piezas musicales. El accedía, le encantaba, me animaba y eso me llenaba. Luego empezó a decirme que "las terminase" antes de molestarle porque para escucharlas tenía que bajar por unas escaleras de caracol que teníamos que, con su altura resultaban incomodas. Un verdadero espectáculo verlo bajar la verdad.

Ese ritual era mi vida con 14 años, se terminó a mis 15...

 

En definitiva esta es la razón, terminar un repertorio de canciones para poder "llamarle y que me escuche, que me anime...que esté conmigo de nuevo "

El arte, sea el que sea que lleves en tu corazón tiene que ver con tu niño interior puesto que con él "reflejas o liberas" todo aquello que te "marcó el alma" y no hay época más fértil para eso que la niñez. 

Otra cosa es que tengas una relación negativa, que NO es mi caso gracias a él, con tu niñez, pero aún así, es ésa etapa la que por afinidad o rechazo construye los cimientos de tus submundos. Así lo veo ahora.

Otro cantar , nunca mejor dicho, es la adolescencia que me vino después...

Por eso mismo estoy aprendiendo el arte de ser evidente, cosa que no se me da nada bien,  y en este caso con razón ya que con tal perdida y dolor como es, perder a tu mejor amigo en vida y que éste sea tu padre, resulta especialmente difícil y doloroso habitar esos mundos interiores.

 

"Es tu marca, tara, cicatriz o el legado y negarlo sólo lo entorpece todo."

 

Por tanto, ser evidente con los "elementos" que te construyen es la mejor de las ideas. Y yo estoy hecho de música y pérdida.

 

In side: Necesito notarme y ser lo que sé que soy. Y sé que lo he perdido y además sé que sólo lo puedo encontrar en "algo" que me duele profundamente. Y por si fuera poco, a esta edad, ni tengo la intuición para controlarlo ni el tiempo para pararlo. Y al saber esto, sintiendo que no estoy preparado, me cago de miedo = LUEGO VIVO.

 

Con estas evidencias me dibujo ante quien sea, me retrato y me libero. Me recuerdo y me acepto.

Mi razón es lo que soy

¿ Y que hacemos con esto ?

Sencillamente darle su dimensión, que desde fuera no es "pa tanto", pero desde dentro se convierte en un mounstruo enorme. Un mounstruo que sólo ves tu y peor aún, sólo temes tú. 

El "recao" es : sacar un pedazo de tu alma a la palestra y dejar que sobreviva sóla. Nada fácil.

 

Tengo "esa edad" en la que los miedos son mas fuertes que nunca y por eso mismo, más predecibles. Algo se organiza en mi interior llegados hasta ese punto, algo que sale al encuentro con la determinación de superarlos hacia una verdad mayor.

 

 

Rezo

Tu espíritu está hecho de paz, no lo dudes.

Es el medio el que es hostil

No te engañes pensándolo al revés

Porque TU eres la única razón por la que estás aquí.

 

En cuanto a la música, ésta es mi razón y como diría Groucho Marx, si no le gustan mis razones no se preocupe tengo otras...