El móvil

Trabajo, camina conmigo

Un concepto Rey en todo esto de intentar hacer algo con la música es reconocer tu alcance en cualquier campo.

Ya sea el creativo, productivo, de gestión o expansión etc.

El mio era casi nulo en todos los aspectos importantes como producción, edición, relaciones sociales, equipo humano y alcance en general. Por tanto lo más importante para mi es que ninguna herramienta fuera más importante que mi capacidad de avance. Poseer la mochila de "Dora exploradora", ligera y autónoma.

 Me explico: Una vez tenga la maqueta, que es el trabajo base, más pesado, con el que impulso todo lo demás, nada debería parar un flujo de acciones. 

  • Si alguien quiere mi sonido se lo paso.
  • Si quiero salir a tocar salgo.
  • SI quiero montar banda, paso la maqueta y ahorro un tiempazo de ensayo.
  • Si quiero llamar a puertas lo hago.
  • Si quiero escribirme un blog con mi web, como ya tragué cianuro para aprenderlo, hoy lo hago.
  • Si quiero diseñar una imagen o hacer un vídeo lo...hago...

¡ uf, los vídeos!

 Bueno aquí también tuve que ser autodidacta total pero tuve la suerte de empeñarme en hacer un videoblog de clases de guitarra que me dio por hacer y con el cual aprendí casi todo lo necesario para editar vídeos " con el móvil ".

Programas y lo que insisto: Su flujo de trabajo para no trabarse 

Esto lo extendí y mejoré para hoy en día poder hacerlo con mis canciones. 

Condición imprescindible es que se ha de hacer con el móvil. ¿ Porque ?

Por la regla de la continuidad

Yo no puedo gastarme los cartuchos en un vídeo que nadie espera, y que por muy bueno que sea, seguro que los hay mejores que el mio y con peor suerte.

 

Por tanto, yo en este combate, he de durar. Es lo que más me importa, DURAR.

Eso pone sobre la mesa una frase que decía mi padre: Nunca te tires el pedo más grande que el culo.

 

La idea de todo esto es que, aunque joda como está jodiendo, debía aprender toda aquella disciplina que me libere de los calendarios y tarifas ajenas que jamás podré asumir. Y que tienen todas las papeletas de ser un lastre de la idea principal, no por el resultado que seguramente sería mejor, sino por el desgaste que generaría.

No me dejaría ni dinero ni tiempo ni fuerzas para repetir esto mismo 10 veces, como 10 temas tengo.

En este caso la parte se comería al todo y no puedo jugar a la ruleta con eso.

 

Localizaciones, personal, iluminación etc son el canto de sirenas que no haría otra cosa que hundirme.

Las esperas para tener el montaje final etc, rompería por completo la fluidez y ligereza que hoy en día se solicita en las redes sociales.

 

Así que nada, los vídeos deben tener patas y poder trabajarse allí donde esté yo, ya sea: el sofá, en el coche mientras espero a mi hija que salga de Judo o cualquier tiempo muerto. Conclusión: Edita con el móvil y dale al coco como no lo has hecho en tu puta vida. Te vas a garantizar una cosa importantísima, tu vas a controlar tu visibilidad y el flujo de ésta sin perder tu propia dinámica diaria. Así se las ponían a Felipe V pero es que él era Rey de España.

 

Es mi opinión nada más pero...

 

...Si,

Hay un momento en que por no poder comerte el mundo has de canivalizarte a ti mismo.

No solo es odioso sino que es un contrasentido, pero créeme,

una vez has rebañado en tí las partes que "el mundo debería darte"

 y estés en esto desde lo más profundo hasta el hueso

ya todo lo que queda solo viaja hacia afuera.

Otra cosa es que lo aguantes hasta entonces...

Ojalá tengas a tu lado gente convencida y si es en soledad...

mucha suerte.

Las acciones sólo son visibles si las habita una persona